Madrid

La mística
Sin mirar por encima del hombro, Real Madrid se ha creído el cuento de que es el club más grande: ha respondido a todos los desafíos y se ha hecho fuerte jugando, sobre todo, en condición de visitante.

En el 2016, superó a equipos de la talla de Roma, Wolfsburgo, Manchester City y Atlético de Madrid.

En el 2017, dejó en el camino a clubes como Nápoles, Bayern Múnich, Atlético de Madrid y Juventus.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Y en el 2018, superó a conjuntos como París Saint-Germain, Juventus, Bayern Múnich y Liverpool.
Loris Karius, la mala fortuna de fallar dos veces en una final
El portero del Liverpool cometió errores imperdonables que dieron la victoria al Real Madrid.
Loris Sven Karius, nacido el 22 de junio de 1993, en Biberach (Alemania), el tercer golero del seleccionado de ese país no podía fallar este sábado en la final de su club, el Liverpool, contra el Real Madrid, pero lo hizo, erró en dos ocasiones y Karim Benzema y Gareth Bale cobraron para el triunfo 3-1 y el título de la Liga de Campeones para el club español.
En el 2011 fue prestado al Mainz, pero el 24 de mayo del 2016 llegó a la Liga Premier, al Liverpool, club en el que había tenido tardes inolvidables, pero que este sábado 26 de mayo del 2018 pasó a la historia al errar en dos ocasiones y servirle en bandeja el triunfo al Madrid.

Primero, iba a hacer un saque con su mano para un compañero y no percibió que Benzema lo iba a anticipar y a sorprender para anotar el 1-0.

La tranquilidad regresó para el meta alemán con el empate de Sané, pero pronto su pesadilla iba a ser más trágica cuando llegó el 3-1 en un disparo de Gareth Bale de media distancia. La figura galesa pateó al arco y el portero alemán falló en la atajada y dejó pasar el esférico.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Una vez el juez pitó el final del partido, Karius se desplomó, destrozado, lloró, le pidió perdón a la afición, que a pesar de la tristeza, lo respaldó.
Algunos jugadores del Real Madrid se olvidaron de la celebración y lo fueron a levantar, a decirle que había perdido una batalla y no la guerra. Bale fue uno de ellos, su verdugo, a quien le regaló un tanto y el que le marcó otro de chilena, lo abrazó y le dio ánimo, pero Karius no olvidará, jamás, este día, el que pudo haber sido el de su consagración, pero que fue el peor de su carrera.

Karius arrancó su carrera deportiva en el SG Mettenberg y en el 2001 llegó a las inferiores del SSV, de donde salió para el Ulm 1846. En el 2005 firmó con el VfB Stuttgart y luego viajó a Inglaterra a defender los colores del Manchester City Football Club.
Hay equipos que marcan la historia. El Real Madrid de Di Stéfano, Puskas, Gento y compañía; el Ajax que tuvo a Johan Cruyff como director de orquesta en el campo, el Báyern de Beckenbauer, Müller, Maier y demás; el Milan de los holandeses, el Barcelona de Guardiola fuera del campo y Messi, Iniesta y Xavi dentro