Análisis del Real Madrid

Aunque no estoy de acuerdo por completo en lo de jugador poco reconocido, sí que me congratula lo que dices: por la rivalidad Madrid-Barcelona (y también por el carácter que tenemos en España, en general), muchísima gente es incapaz e disfrutar de las hazañas de estos dos jugadores que, además, están dándose contemporáneamente e incluso en la misma liga. Cuando se retiren estos dos, volveremos a cifras de goles mucho más normales y a actuaciones mucho menos definitivas en los partidos. Y creo que durante un tiempo lo criticaremos y nos sentiremos un poco huérfanos de hazañas. Y es que lo que está ocurriendo ahora mismo, el nivel actual e estos dos, es una cosa que no es normal. Será legendaria, pasado el tiempo.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
En cuanto a lo de que Cristiano está infravalorado y tal, creo que sólo es cierto a nivel de forofos. El problema de verdad es que el forofismo, la incapacidad para ver algo bueno en alguien a quien, en principio, nos oponemos por el motivo que sea. Ocurre también mucho en la política, haced el paralelismo. A nivel de aficionado al fútbol del equipo que sea y capaz de razonar, creo que la cosa no es así. Con Messi ocurre algo bastante similar, y en los foros de periódicos deportivos no hacemos más que ver insultos, desprecios y demás por cualidades físicas… Creo que la única diferencia es que la actitud gestual de Messi es menos chulesca y por eso, en general, cae mejor. Pero bueno, esto es un poco offtopic, lo siento.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
En lo que no estoy de acuerdo contigo es en que el Madrid jugara muchísimo mejor que la Juve: tuvo el partido descontrolado durante un buen rato, pero el acierto en la definición escondió eso, mientras que cuando sí jugó mejor fue esto mismo lo que hizo que se reflejara en el marcador.
Pienso que la diferencia de rol entre Isco en la Selección e Isco en el Real Madrid reside en el tipo de juego de ambos equipos. El juego de la selección es coral, sin un jugador que acapare el protagonismo a la hora de definir a portería. En esa filosofía, Isco y Silva, jugadores que se han convertido en muy productivos en las últimas temporadas, son capaces de marcar las diferencias en los últimos metros por su capacidad de último pase y de disparo. Podríamos decir que la Selección, mientras juega, te golea. Sin embargo, el Real Madrid realiza un tipo de fútbol más orientado hacia la figura de Cristiano Ronaldo. En ese estilo, Isco debe retrasarse más para poder asociarse con Modric, Kroos, laterales…eso sí, buscando un juego más directo que el que realiza España. Podríamos decir, que el Real Madrid juega a golearte. Y en ambos roles Isco me parece un jugador diferencial, aunque si de mi dependiera prefiero un Isco más mediapunta, más cercano al área.
Aunque yo destacaría el partido de Varane, se me hizo impresionante. Lo dominó todo, y lo vi con protagonismo intentando muchas veces dar salida, aunque en eso creo que estuvo más impreciso.

Francia

Francia cumplió el expediente en su debut ante Australia. Se llevó los tres puntos, que era lo esperado si cualquiera comparara su nivel (individual) con el de la selección de Van Marwijk, pero su victoria no servirá para esconder las incógnitas con las que ha viajado hasta Rusia. El cuadro de Deschamps se impuso tras dos fogonazos muy puntuales en un juego que, a nivel
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niñocolectivo, no logró imponerse al combinado australiano más que al principio y final. Francia, al margen del dos a uno, no convenció en absoluto en el cómputo global del encuentro. Y eso que, a decir verdad, salió con ganas del vestuario. Agresiva. Intimidando a Australia en su propia área. Llegó a completar hasta tres disparos en los primeros cinco minutos. Pero todo lo que vino después, cuando perdió por completo el timón del encuentro, se puede explicar a partir de este mismo dato: de ahí al descanso, solo volvió a rematar en una ocasión entre los tres palos.
Como ya hiciese ante Italia, en uno de los amistosos previos a esta Copa del Mundo, Deschamps probó a poner la trampa en mediocampo. Con Griezmann en punta, y con Mbappé (izquierda) y Dembélé (derecha) por fuera, Francia no tuvo reparo alguno en ceder toda la iniciativa a su rival. De esta forma, de acuerdo con el guion que fue adoptando el encuentro, el combinado francés quiso amenazar a campo abierto; esperando, para ello, en un 4-1-4-1 que en ningún momento presionó la salida de balón australiana. Con Kanté (pivote), Tolisso y Pogba en mitad de campo, el plan pasaba por lanzar muy rápido a los tres de arriba, nada más recuperar a media altura. Pero no hubo ritmo, tiempo ni espacio para ello. Y Francia, que se armaba en un bloque medio tras cada pérdida, fue perdiendo poco a poco el dominio de un encuentro al que Jedinak y Mooy –muy cómodos- le rebajaron al mínimo todas las pulsaciones.
En fase de salida, Tolisso (interior derecho) y Kanté formaban en paralelo en una especie de doble pivote que, a falta de ritmo y fluidez para asentar el bloque veinte o veinticinco metros más arriba, liberaba a Pogba de este cometido por el otro sector. Sin embargo, el futbolista del Manchester United no pudo (o quizá no supo) interpretar este escenario. Hasta el punto que, si intervenía más abajo, ralentizaba en exceso la acción; y si lo hacía más arriba, el riesgo de que el cuadro se partiese por el centro era inmenso. Un término medio que se echó en falta por parte del ‘6’ de Francia. Ya que, de haber dado con la tecla, podría haber sido la pieza que, a través de su técnica y conducción, le hubiese permitido a Francia orquestar otro tipo de compás. Sobre todo, más jugoso con su estilo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Ahora bien, la (enorme) actuación australiana se apoyó en dos nombres propios: Sainsbury y Mooy. El central se mostró muy sobrio en todo momento; para despejar, hacer la cobertura y, en definitiva, tratar de hacerle la mañana algo más sencilla a Ryan. El medio, en este caso, rozó la excelencia. Siempre bien posicionado, tanto para sacar el esférico como para recuperarlo (al lado de Jedinak), fue el responsable de mover los hilos australianos en todo momento.

Adios

Messi sufrió el juego colectivo de Francia y perdió 4-3, mientras que Cristiano padeció la garra ‘charrúa’ y cayó 2-1.

En las 4 ediciones de los Mundiales que han disputado, es la primera vez que la ‘Pulga’ y CR7 quedan fuera en una misma ronda. Y para completar les sucedió el mismo día, con apenas unas horas de diferencia.
En Rusia 2018, Ronaldo logró 4 goles en 7 tiros a puerta por 1 tanto en 6 intentos de Messi.
Así las cosas, el 30 de junio del 2018 pasará a la historia como el día en el que las dos máximas estrellas del mundo fútbol le dijeron adiós, casi al tiempo, a una Copa.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
En cuanto a números individuales registrados en Rusia, el portugués logró 4 goles en 7 tiros a puerta por 1 tanto en 6 intentos del argentino, aunque la ‘Pulga’ fue más efectivo en asistencias y pases: 2 y 170, respectivamente, contra 0 y 74 de Ronaldo.
Los otros mundiales
La primera edición mundialista en la aparecieron fue la de Alemania 2006. En ese momento, estaban muy jóvenes.

Messi solo pudo llegar hasta cuartos, fase en la que fue eliminado por Alemania. En total, ese año, marcó 1 gol en tres partidos. Ronaldo, por su parte, llegó hasta semifinales y él y su selección fueron cuartos, perdiendo el partido por el tercer puesto con la selección alemana. CR7 consiguió ese año un gol en 6 partidos.
Cuatro años después, en Sudáfrica 2010, el argentino volvió a llegar hasta los cuartos, quedando por fuera, de nuevo, contra Alemania. Ese año no marcó en 5 juegos. Elportugués, en cambio, solo pudo llegar hasta octavos, fase en la que cayó con España, pero él sí consiguió marcar en 4 duelos.

Finalmente, hace 4 años, en Brasil, Messi fue finalista y perdió el título contra, sí, de nuevo, Alemania. Hasta la fecha el de 2014 ha sido el mejor torneo de Lionel: 7 partidos y 4 goles.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
La cara opuesta es la de Ronaldo, que vio como Brasil fue su peor participación mundialista hasta ahora: eliminado en primera ronda, aunque con un gol en 3 partidos.

En total, hasta este sábado, Messi jugó 19 partidos y marcó 6 tantos en Mundiales, mientras que Ronaldo disputó 17 encuentros y anotó 7 goles. Pero el portugués consiguió festejar en las 4 ediciones en las que participó y el argentino solo en 3.
Otro dato interesante es que todos los goles que marcaron tanto Messi como Ronaldo fueron en fases de grupos, ninguno se registró en llaves directas.

Con la eliminación reciente, ¿habrá sido el de Rusia el último Mundial de estos astros?… Solo el tiempo lo dirá.
Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo al sufrir una dura derrota ante Francia por 4-3 en octavos de final y, el mismo día, la otra estrella planetaria, Cristiano Ronaldo, también quedó fuera tras el triunfo de Uruguay por 2-1 con un brillante Edinson Cavani. Uruguay jugará en cuartos de final con Francia, el 6 de julio en Nizhni-Novgorod, en el primer cruce establecido en esta instancia.

Argentina

Brasil 2014, un Mundial de siete partidos para la Argentina, mostró a un Messi que fue de mayor a menor. Sin él no se hubiera superado la fase de grupos, pero con él no se pudo imponer una ventaja decisiva en la final. Rusia, en cambio, fue otra cosa, un casi permanente querer y no poder. O peor: la impresión de que por momentos lo abrumaba la certeza de que el asunto no tenía solución. Es bien cierto que la selección de Sampaoli fue caótica y cayó como pocas en el pecado habitual con Messi, el de no saber qué hacer con él, el de no hacerle llegar la pelota en el momento y el lugar adecuados.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Pero a esta altura de los tiempos, con casi 13 años en la selección, Messi debe tener cierta idea concreta de cuál es el problema. Lo llamativo, entonces, es que no le encuentre al menos algo que se acerque a una solución. El ‘10’ sólo brilló ante Nigeria, con un gol y un enorme despliegue de fútbol cuando el equipo estaba contra las cuerdas. Tuvo de aliado a Ever Banega, algo que no sucedió este sábado ante Francia. Lo más llamativo, sin embargo, fue lo sucedido tras lanzar mal un penal en el debut ante Islandia. Messi entró en días de silencio e introspección, que se profundizaron con la derrota por goleada ante Croacia. Todo un enigma.

En todo caso, el ‘10’ es demasiado grande como para que el fútbol se apresure a amortizarlo. Lo dijo este sábado Paul Pogba, uno de esos franceses impetuosos que lo echó del Mundial: “Hace 15 años que lo veo jugar a Messi. Aprendo de él y me hace amar al fútbol. Siempre va a ser mi ídolo”.
Un torneo lejos de Antonela
A diferencia de Sudáfrica y Brasil, cuando su entonces novia fue una visita y una presencia frecuentes, Lionel Messi vivió Rusia 2018 lejos de Antonela Roccuzzo. Su esposa y sus tres hijos recién lo visitaron el viernes tras no haber estado ni en los tres primeros partidos, ni en su cumpleaños.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
La familia Messi alegó una gripe y resfrío de un par de los más chicos para demorar el viaje desde Rosario, primero, y desde Barcelona, después. Antes de que comenzara el Mundial se filtró un video en el que Messi bromeaba con su compañero y amigo Sergio ‘Kun’ Agüero. ¿Influyeron realmente en su ánimo todas las especulaciones que se desataron a partir de las “cositas lindas” de las que ahí se hablaba, y que nadie puede afirmar categóricamente en qué consisten?
Antes del Mundial, si se le preguntaba a los Messi si el de Rusia sería su último Mundial, la respuesta llegaba con convicción: “No, va a estar en Qatar, va a llegar bien aunque tenga 35 años, jugará más atrás, repartirá más juego en vez de ser el que defina, pero va a llegar bien”. Ahora habrá que dejar pasar un tiempo prudencial para plantear el mismo interrogante, porque la Copa del Mundo es ya, clarísimamente, el arcón de los malos recuerdos de Messi. Javier Mascherano le pidió que siga, pero podría suceder que Messi no quiera saber nada más con la selección.